Gastos imprevistos que no esperamos

motoresdesegundamano.es (1)

Todos estamos deseando que llegue el verano para poder disfrutar de unas merecidas vacaciones, son muchos los que van ahorrando un poco cada día para poder irse a la playa. Son muchos los que echan muchas horas extras para pode irse de vacaciones, cada uno ahorra de la manea que puede para en una determinada época del año poder desconectar y olvidar el trabajo por unos días. Pero claro en esos momentos en los que solo se piensa en playa en los planes de nadie entra la rotura del motor de su coche. Y ese imprevisto es el que nos tira para atrás y caemos de golpe. Todos sabemos lo importante que es el motor para un coche y como tal es muy cara, se podría decir que hablamos de la pieza más cara que puede tener nuestro vehículo, y claro en esos momentos te tienes que plantear o cambiar de coche o utilizar un motor de segunda mano.

Evidentemente si hemos estado ahorrando para las vacaciones lo que menos nos planteamos es comprar un coche nuevo, por lo que la sangre se nos sube a la cabeza y no podemos ni respirar, pensamos en lo injusta que es la vida, todo el año sacrificado para que ese dinero ahora se lo lleve el coche. Pues nada es momento de tener que hablar con un mecánico, que pueda decirnos hasta donde llega la rotura de nuestro motor. Y cuando de verdad nos hacemos a la idea de que no tiene solución y de que no nos queda más remedio que cambiarlo es cuando nos derrumbamos y pensamos que porque nos tiene que pasar a nosotros y justo ahora. Bueno lo inmediato es buscar soluciones y el mecánico puede decirnos lo que podemos hacer. Hoy en día los desguaces tienen piezas de todo tipo hasta motores, en la red podemos encontrar un montón de páginas como esta http://www.motoresdesegundamano.es donde podemos encontrar unos motores de segunda mano en muy buen estado. Hay veces en las que a los desguaces entran coches que se han considerado siniestro pero que igual su parte delantera ha quedado intacta, por lo que ese motor puede volver a utilizarse sin ningún tipo de problema. Para ello nos ofrecen una garantía en la que si no estamos satisfechos nos devuelven el dinero o nos dan otro motor. En este caso no nos queda más que alegrarnos porque podemos arreglar el coche y disfrutar de nuestras esperadas vacaciones.