La roja pierde contra Georgia

A falta de pocos días para que empiece la Eurocopa de fútbol, y con la lista de seleccionados definitivos por parte de Vicente del Bosque, la roja ha pinchado contra la floja selección de Georgia. A pesar de que solamente es un partido amistoso, lo cierto es que una selección que es campeona del mundo y que ha sido tres veces campeona de Europa, no puede permitirse este tropiezo. Más que nada porque esta derrota no hace otra cosa sino alimentar las críticas que ya caen sobre el seleccionador nacional al mismo tiempo que desatan todas las dudas posibles antes de esta gran cita europea en la que tenemos no solo que hacer un buen papel sino en la que tenemos muchas esperanzas depositadas.

 

Hay que decir, haciendo honor a la verdad y siendo honestos con nosotros mismos, que los principales integrantes de la roja, están muy mermados debido a la gran cantidad de partidos que ha jugado en las diferentes competiciones españolas. Prueba de ello es que jugadores como Sergio Ramos o como Juanfran, se han tenido que incorporar hace tan sólo unos días ya que después de terminar la liga doméstica en España, tuvieron que jugar la final de la Copa de Europa. Un esfuerzo adicional que seguramente les esté pasando factura en las piernas a la hora de defender los colores nacionales.

 

Sin embargo, hay que decir que el partido contra Georgia no tiene excusa posible. En primer lugar, hay que decir que Georgia no es que sea una selección nacional inferior a España. Hay que decir, que Georgia es una selección que no llega al nivel de las principales selecciones europeas y por ello la selección española de fútbol tenía que haber pasado por encima de ella sin ningún tipo de problema. Y mucho más, cuando vemos que en la selección, es decir en el once inicial había jugadores tan importantes como Andrés Iniesta, Juanfran, Cesc Fábregas o Jordi Alba. Jugadores de talla mundial que tenían que haberse impuesto a la débil selección de Georgia.
De hecho, a día de hoy ya son varios los jugadores señalados y varios los avisos que recaen sobre el seleccionador. Es más, si queremos ir con alguna esperanza de revalidar el título europeo, tendremos que mostrar una actitud muy diferente a la que hemos mostrado en este último amistoso ya que de lo contrario seguramente no hagamos un buen papel en una gran competición.